El mundo del videojuego está sufriendo una transformación constante. Mientras Japón, mercado que hace 10 años era un oasis dorado para la industria se seca, países como China empiezan a distribuir consolas (de forma legal y significativa) por primera vez. Además entran en juego los smartphones como puerta de entrada a cientos de millones de usuarios  y unos ingresos millonarios que están haciendo temblar a las compañías tradicionales.

Si comparamos las ventas de las videoconsolas de sobremesa de la generación anterior (PS3, XBOX360 y Wii) con las de nueva generación (PS4, XBOX One, WiiU) durante sus primeros 2 años de vida, nos encontramos con que la séptima generación de consolas vendió 68,95 millones de sistemas mientras que la octava generación lleva vendidos 56,41, lo que se traduce en una diferencia de 12,53 millones menos.

¿Eso es malo? Desde luego no para todos. Analicemos los datos por partes de los primeros 24 meses de todas las compañías:

WiiU: 11,24
Wii: 37,92

PS4: 31,50
PS3: 17,31

XBOX 360: 13,70
XBOX ONE: 17,17

Nintendo es la gran perdedora porque el público general la ha abandonado tras el furor de Wii y la falta de apoyo de las third parties. XBOX está vendiendo más rápido que la 360 pero sus números se ven empañados por la excelente carrera de PS4, que va encaminada a comerse el mercado y volver a dominarlo como ya lo hizo con su titán PS2.

Si ahora estudiamos los datos de ventas de las videoconsolas portátiles el descalabro es general, tanto Nintendo como Sony se hunden. En este caso el descenso es del 50%, sobretodo por la terrible situación de PSP Vita. Mientras que Nintendo DS y PSP han vendido 155 y 81 millones respectivamente, 3DS y PSP Vita “sólo” llevan vendidas 57 y 13 millones. Por si fuese poco, los números no aumentan a buen ritmo debido a que los smartphones le están comiendo el terreno.

En conclusión, podríamos decir que el futuro de la industria de sobremesa está asegurado a medio plazo con el buen funcionamiento de PS4, su futuro gadget de realidad virtual y tal vez el próximo bombazo de Nintendo, NX.

En el terreno de los videojuegos portátiles el pastel crece para los teléfonos inteligentes mientras que Nintendo o Sony tienen que adaptarse; veremos que tal se le da a Nintendo con los 5 juegos para smartphone que han prometido lanzar en 2016.