Hay una máxima en el mundo de la moda y el marketing y es que hay un período de unos 30 años en el que un estilo o tendencia vuelve a ponerse de moda. Mientras que los que nacimos en los años 80 nos horrorizamos de ver la ropa con la que nos vestían nuestras madres de pequeños, ahora nos volvemos locos cuando encontramos un abrigo vintage y no dudamos en “robárselo” del armario incluso  a nuestra abuela.

Este es el caso de los abrigos de piel, tanto el abrigo 100% de piel como los que tienen sólo el cuello o las mangas. Por supuesto las modas se adaptan a los tiempos actuales y a las normas sociales modernas, lo que quiere decir que ahora la mayoría de prendas de piel no son originales, sino que hablamos de piel sintética. Mientras que nuestras abuelas y madres consideraban básico tener un buen abrigo de visón, la mayoría de la población joven se horroriza al pensar en tener que matar 30 zorros para poder tener un abrigo.

Por suerte, la sensibilidad social crece año a año y se persigue con dureza el maltrato animal. Las granjas clandestinas que crían animales en cautividad para el mercado textil viven sus horas bajas.

¿Crees que las prendas de pelo no son para ti? Pues basta darse un paseo por Instagram para ver como incluso entre los hombres están de moda. Cantantes y celebrities por doquier se pasean con prendas de pelo, un estilo llamativo y, casi agresivo estéticamente, que gana adeptos por momentos en las redes sociales. La popularidad es tal que grandes cadenas textiles como Zara están integrando el “pelo” en muchas prendas para hombres, cosa impensable hace 5 años. Desde bufandas 100% de pelo, hasta abrigos con los cuellos y mangas cubiertos, gorros, etc.

En el caso de las chicas la asimilación es rápida y poco llamativa porque ya se ha visto antes. Lo que “choca” es ir por la calle y encontrarte a un chico con un abrigo de visón mientras escucha música en su iPhone y anda de camino a una cita.

¿Te comprarás un abrigo de piel este invierno? ¿Te da vergüenza cubrirte de pelo y que te confundan con tu abuela? Pues te recuerdo que ahora los chicos llevan los pitillos más apretados que las mujeres (se a ciencia cierta que muchos se compran pantalones de chica para conseguir ese efecto), se depilan las cejas, llevan botas con tacón y pelo largo con coleta.